Saltar al contenido
Tus Reptiles

Boa Esmeralda

Boa esmeralda

La Boa esmeralda es una serpiente que se encuentra en las selvas espesas y abundantes del Amazonas, en América del Sur. Se le puede encontrar en países como Colombia, Bolivia, Perú, Brasil y Ecuador. Posee increíbles diseños y colores que la hacen visualmente muy atractiva.

Información de la Boa esmeralda

El nombre científico de la Boa esmeralda es Corallus batesii, hace parte de la familia de las Boas y del género Corallus. Es una especie de la cual hasta el momento no se le conocen subespecies.

¿Cuales son las características de la Boa esmeralda?

La Corallus batesii es una serpiente arborícola, pasa su vida sobre los árboles y sólo en raras ocasiones baja al suelo. Es de carácter agresivo, sin embargo, por sus coloridos diseños es bastante apetecida por coleccionistas e interesados en serpientes.

Las esmeraldas son boas vivíparas, y su proceso de gestación puede llegar a durar entre 7 a 9 meses. Suelen parir de 3 a 20 crías.

¿Cuanto mide la boa esmeralda?

Normalmente la boa esmeralda llega hasta los 1,8 metros, y como en la gran mayoría de serpientes, la hembra es de tamaño mayor que el macho. Es una de las boas mas fuertes y robustas del género Corallus.

También, posee los dientes más grandes en relación de tamaño de las serpientes, los cuales le resultan de gran ayuda a la hora de cazar aves y atravesar con la mordida su plumaje.

Colores de la boa arboricola esmeralda

En su nacimiento, la serpiente boa esmeralda suele ser de color amarillo brillante o rojo ladrillo, y durante el primer año de vida adquiere su color verde brillante particular.

En las boa esmeralda adultas, se desarrolla un color verde brillante en la espalda o el dorso, y, en la zona ventral posee colores entre amarillo y crema. La caracteriza una línea blanca central que atraviesa el dorso, junto con franjas blancas alrededor del cuerpo.

corallus batesii

¿Que come la boa esmeralda?

La alimentación de la Corallus batesii es muy parecida a la alimentación de otras boas, se alimentan en su hábitat natural de mamíferos pequeños y aves. Estando en cautiverio pueden ser alimentadas con roedores acordes a su tamaño, pollos, lagartijas o ranas.

En situaciones de estrés, o cuando la presa es demasiado grande, suelen regurgitar su comida.