Saltar al contenido
Tus Reptiles

Pitón Real

Piton Real bebe cuidados

La Pitón real es una de las serpientes domesticas más impresionantes que podemos tener en casa. Cuenta con increíbles diseños, y su cuidado es sencillo. Gracias a su dócil temperamento y a sus fáciles atenciones, resulta excelente para quienes quieren iniciar en el mundo de las serpientes.

Información de la Pitón Real

El nombre científico de la Pitón real, también conocida como Pitón Bola es Python regius, hace parte de la familia de los Pythonidae y es proveniente de la parte central occidental y suroccidental de África. Es una serpiente constrictora, ovípara y de clima caliente.

Características de la Pitón Real

La Pitón Real llega tiene un promedio de longitud de entre 0,9 y 1,5 metros, y alcanzan un peso aproximado a los 1500 gramos. Gracias a estas características pueden estar en terrarios para serpientes de tamaño más pequeño en comparación con otras serpientes.

Como diferencias entre especies macho y hembra se pueden encontrar su tamaño, siendo las hembras un poco más grandes en tamaño y robustez que los machos, y en que los machos tienen más desarrollados los espolones preanales al lado de la cloaca.

Colores de la Pitón Real

Las Pitones reales normalmente poseen colores oscuros de base, junto con figuras o dibujos dorados o cafés y ciertas manchas dorsales. Tienen además el color del vientre claro, en crema o color blanco y algunas marcas negras ocasionales.

Piton bola colgando de un arbol - Piton real

Tiempo de Vida

La Pitón bola puede llegar a vivir 20 años de edad, aunque con buenos cuidados y alimentación adecuada puede alcanzar los 30 años o incluso más, de hecho, se conocen casos especiales de pitones en cautiverio que alcanzaron los 40 años.

Hábitat de la Pitón bola

La Pitón real o pitón bola, habita en climas calientes y en algunos lugares húmedos del África, se logran encontrar ejemplares en su hábitat natural en países como Ghana, Senegal, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leona, Camerún, Nigeria, entre otros.

La pitón real no habita bajo un clima especifico particular, sino que las variedades de territorios hacen que se encuentre desde climas húmedos tropicales de sabana y selváticos, a climas áridos esteparios y templados húmedos.

Gracias a esto, la pitón real se puede adaptar fácilmente a ciertos climas en cautiverio, sin embargo, siempre consulta con un veterinario de confianza cual debe ser el clima apropiado para tu serpiente y realiza los ajustes pertinentes en caso de ser necesario.

¿Qué come la Pitón Real?

Las Pitones Reales son serpientes carnívoras y constrictoras que suelen buscar presas y cazar en las horas de la noche. Su cuerpo, organismo y sentidos están especialmente diseñados para la caza, su color y diseño para camuflarse en la noche. Tienen mandíbulas adaptadas a sus capacidades alimenticias las cuales, por medio de sus colmillos pueden atrapar a su presa y evitar su escape, y se expanden, de forma que les permiten engullir sus presas enteras.

Habitualmente consume pequeños roedores como hámster, ratas y ratones, conejos, aves y otros reptiles.

En casa puedes alimentar a tu serpiente con animales similares, puedes dárselos vivos y en ocasiones congelados, pero siempre ten presente que su presa sea en relación al tamaño de tu serpiente.

Piton real en cautiverio

¿Cuáles son los cuidados más importantes para tener una pitón real en casa?

Para tener una pitón real en casa debes tener presente los siguientes factores:

Terrario para tu Pitón Real

Las Pitones reales no crecen tanto como otras especies, ellas pueden llegar a medir 1,50 metros, dependiendo de varios factores. Por esto es importante que, cuando adoptes una pitón, te asegures de que tengas un buen terrario a su disposición, teniendo en cuenta su crecimiento a largo plazo.

Un terrario de 90 cm x 45 cm x 30 cm será suficiente para cuando este adulta. Sin embargo, si deseas ampliarlo no hay problema, solo dale tiempo para que ella se adapte a su nuevo entorno, y que al menos hayan pasado 2 días después de su primera comida para levantarla.

Temperatura del terrario

Las pitones, como animales de sangre fría, deben regular su temperatura interna por medio de la temperatura ambiental.

Por esto, adapta tu terrario para que en una parte la temperatura sea un poco más elevada que en la otra. De esta forma ellas encontraran el lugar exacto donde descansar. Para esto puedes colocar unas mantas o almohadillas térmicas en un extremo, del terrario. Y siempre suministrarle agua constante.

El terrario a nivel general debe manejar una temperatura de entre 23° y 26°.

Iluminación

Las Pitones necesitan al menos 12 horas de luz al día, para esto puedes utilizar un lugar con acceso directo a la luz natural o algunas lámparas de espectro completo. Existen varias lámparas para reptiles especializadas en lo que ellas necesitan.

Facebook
Facebook
Twitter
Instagram